Quiero gritar mi alegría. El sol nos calienta y rige el curso de las estaciones: el trigo crece bajo sus rayos; el universo es un orden sagrado que toca mi corazón cada mañana y mi corazón sereno lo agradece; Dios protege lo que crea, inventa la lluvia y las mareas, el perfume y la memoria, me dio palabras nuevas para bautizar la vida y el misterio; tengo un hermano que me quiere, no estoy solo.

He callado tanto tiempo…hoy me estalla la alegría en la garganta: amo esta luz, esta tierra que alberga la belleza. Veo a mi hermano bajando la colina, viene hacia aquí , seguramente querrá que cacemos, lleva una quijada en la mana.

Oscar García Romeral

Anuncios